fbpx

Desmedros, las nuevas Reglas

El Desmedro de existencias será gasto deducible si la empresa cumple con las nuevas reglas.

Recordemos el concepto de desmedros: es la pérdida de orden cualitativo e irrecuperable, volviendo inutilizable al bien.

Tener presente los nuevos plazos establecidos en el Decreto Supremo No. 086-2020-EF, plazos en los que se debe comunicar a Sunat antes de llevar a cabo la destrucción de las existencias. 

Y la presencia del Notario Público o Juez de Paz a falta de aquel.

También deben tener en cuenta las empresas en qué casos deben contar con la presencia de un Notario Público o Juez de Paz a falta de aquel y en qué casos la SUNAT aceptará como prueba la destrucción de las existencias sustentada en un informe.

Contenido del Informe:

i) Identificación, cantidad y costo de las existencias a destruir.

ii) Lugar, fecha y hora de inicio y culminación del acto de destrucción.

iii) Método de destrucción empleado.

iv) De corresponder, los datos de identificación del prestador del servicio de destrucción: nombre o razón social y RUC.

v) Motivo de la destrucción y sustento técnico que acredite la calidad de inutilizable de las existencias involucradas, precisándose los hechos y características que han llevado a los bienes a tal condición.

vi) Firma del contribuyente o su representante legal y de los responsables de tal destrucción, así como los nombres y apellidos y tipo y número de documento de identidad de estos últimos.

Y con el informe ya no será necesario la presencia del Notario Público.

Nuevos plazos y requisitos importantes para que la destrucción de las existencias sea aceptada como gasto deducible para efectos del Impuesto a la Renta de las Empresas.

Hoy más que nunca en estos tiempos se han incrementado los niveles de mermas, desmedros y pérdidas extraordinarias y cada uno de ellos tiene un impacto tributario.

Léelo. Coméntalo. Compártelo.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Entérate de todas las novedades tributarias y laborales